icono candado blanco

ACCESO

Por favor entra en tu cuenta con tu email y contraseña

¿Has olvidado tu contraseña?

icono candado blanco

¿HAS OLVIDADO TU CONTRASEÑA?

Escriba su correo electrónico y recibirá un enlace para restablecer su contraseña


< Volver a acceso

icono persona registro

CREA TU NUEVA CUENTA


Añade al carrito otros dos productos señalados como SUPER PACK y obtendrás un SUPER DESCUENTO del 25%.

* No/Si acumulable a otras ofertas.

* Lorem ipsum dolor

¿EN QUÉ PODEMOS AYUDARTE?

X

* Campos obligatorios


Mucos

WOBENZYM

Enzimas proteolíticas

40 Comp

Google Plus

Añadir a mis favoritos

0/5 Leer opiniones

15,59€

Formato

Cantidad

  • icono ok Envío GRATIS a partir de 60€
  • calendario Recibe en casa de 3 a 7 días
  • pago seguro Pago 100% seguro
  • devolucion garantizada Devolución garantizada durante 14 días

WOBENZYM

Las enzimas poseen un gran número de aplicaciones:

 

- Ayudan en las lesiones deportivas (Contusiones, roturas musculares)

- Dolores articulares inflamatorios

 

- Post-Operatorios, donde existe una importante inflamación como consecuencia de la intervención quirúrgica, como por ejemplo tras una artroplastia de ligamento cruzado anterior.

 

Al contrario que los medicamentos convencionales antirreumáticos y antiinflamatorios, las enzimas actúan acelerando el proceso de autocuración del organismo, y no silenciando simplemente los síntomas y las causas.

 

¿Qué son las enzimas?

Las enzimas son compuestos químicos que mantienen el metabolismo en marcha. Activan, regulan e inhiben innumerables reacciones bioquímicas sin las que el organismo humano no podría existir. Se estima que hay entre 15.000 y 30.000 enzimas diferentes.

 

¿Qué hacen las enzimas?

Las enzimas son pequeños catalizadores: permiten que se produzcan reacciones bioquímicas en el cuerpo humano que, sin ellas, no tendrían lugar o transcurrirían con mucha más lentitud. Las enzimas actúan proporcionando a los precursores químicos, los llamados «sustratos», una plataforma sobre la que pueden combinarse para formar nuevas sustancias. Todo el proceso tiene lugar según el principio de «llave-cerradura»: una determinada enzima ofrece sólo la plataforma para determinados sustratos de los que surgen después nuevos compuestos.

 

¿Cómo ayudan las enzimas cuando hay dolor e inflamación?

Las inflamaciones son una reacción del organismo ante las lesiones, los cuerpos extraños, los virus y las bacterias y los alérgenos. Los síntomas típicos son el enrojecimiento y la hinchazón del tejido, además de sensibilidad al dolor, pérdida de la función y sensación de calor. La mayoría de estos signos se producen por la acumulación masiva de sustancias inmunológicas y agua, así como por un mayor aporte sanguíneo en las partes del cuerpo inflamadas. Por desagradable que esto pueda parecer, estos procesos son esenciales para la curación de los tejidos y la defensa ante estímulos nocivos.

Las citocinas regulan las inflamaciones: son mensajeros del organismo que, por ejemplo, estimulan la producción de anticuerpos. Hay citocinas que favorecen la inflamación (proinflamatorias) y otras que la inhiben (antinflamatorias). El desequilibrio entre estos dos tipos de citocinas provoca la inflamación. Según la citocina que prevalezca, la inflamación será aguda o crónica.

Las enzimas pueden ayudar a reestablecer el equilibrio entre los mensajeros pro y antinflamatorios para permitir que el proceso curativo de la inflamación se produzca con mayor rapidez y eficacia. Además, las enzimas reducen la hinchazón evitando así el dolor inflamatorio.

 

¿Cómo restablecen las enzimas el balance entre los mensajeros?

La sangre contiene las alfa-2-macroglobulinas que forman parte del sistema inmunitario. Estas partículas pueden hacer que las citocinas, es decir, los mensajeros cuyo desequilibrio provoca las inflamaciones, se unan a ellas. Pero para conseguirlo, las alfa-2-macroglobulinas deben tener una forma concreta que no poseen en su «estado basal». El cambio necesario en su forma es provocado, a su vez, por las enzimas: éstas se unen a la alfa-2-macroglobulina y provocan que la proteína las rodee por completo.

Al rodearlas, en otra parte de la alfa-2-macroglobulina se abre un espacio al que se unen las citocinas sobrantes. Las enzimas, la macroglobulina y las citocinas se unen de manera irreversible y son eliminadas juntas por el organismo. De este modo se estabiliza el contenido de citocinas y las inflamaciones se curan.

 

¿Qué sustancias activas hacen que los preparados de Wobenzym sean tan eficaces?

La combinación enzimática de los preparados Wobenzym® está ajustada para el tratamiento específico de lesiones ortopédicas, como contusiones y distensiones, además de enfermedades reumáticas como la artrosis. En estos y otros casos, las molestias están causadas por una inflamación, que es la reacción del cuerpo ante lesiones y cuerpos extraños. 

 

Las sustancias activas contenidas en los preparados Wobenzym® son enzimas altamente concentradas procedentes de la piña (sustancia activa bromelaína), la papaya (sustancia activa papaína), así como del páncreas porcino y bovino (sustancias activas tripsina y quimotripsina). La concentración de las sustancias activas es tan alta, que es imposible absorber la misma cantidad a través de la alimentación, especialmente porque las enzimas captadas de los alimentos se consumen durante la digestión y ya no están disponibles para la curación.

Cada sustancia activa tiene unas propiedades especiales que la convierten en un ayudante durante los trastornos inflamatorios. La tripsina, por ejemplo, favorece la circulación sanguínea, lo que incrementa el aporte de sustancias inmunitarias en el tejido afectado. La bromelaína fomenta la reducción de la hinchazón del tejido dañado, aliviando así el dolor. La papaína reduce los complejos inmunitarios, es decir, elimina los cuerpos extraños. Estos son sólo algunos de los efectos positivos de las enzimas de los preparados Wobenzym®. Combinadas, estas sustancias tienen un efecto antiinflamatorio, descongestionante y analgésico.

El rutósido, una sustancia activa de origen vegetal, favorece también la acción de las enzimas porque reduce la inflamación y mejora la circulación.

Aun no han comentado sobre este producto

Consejo del nutricionista


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando consideramos que aceptas estas cookies. + info > x